Existen tres tipos de páginas web comerciales:

Institucionales: las que presentan la empresa.

Promocionales: las que promueven productos y servicios

Transaccionales: las que venden

Informativas: las que ofrecen información útil para sus visitantes

Un sitio web puede contener diferentes tipos de página de acuerdo a la etapa del proceso de venta.

La clave para aumentar la probabilidad de conversión es combinar este tipo de páginas de forma tal que el usuario primero obtenga valor y luego quiera más valor pudiendo comprar directamente en una página transaccional.